jueves, 15 de diciembre de 2016

El Rescatador

Publicado en Revista Literaria “Mapuche “. Año 1 – Nº 5-  Agosto-Septiembre de 1982  (impresa)

El don de las letras y las Palabras (II Parte)

En esta página recordaremos la correcta aplicación  de las palabras y conoceremos las que  incorpora al diccionario la Real Academia Española.
- Se ha dado hasta el cansancio  el mal empleo del verbo “HACE”. “En lo que hace al futbol”, en lugar de “REFERENTE AL FUTBOL ò tal coca HACE a la economía; lo correcto  es “TAL COSA PERTENECE A LA ECONOMIA”.
Muchos términos pueden reemplazar al “HACE” cuando nos referimos a cierto tema. La repetición de este verbo sumerge la redacción y el decir la pobreza del léxico, la monotonía, la ambigüedad, casi imperdonable dado la  numerosa posibilidad que tiene nuestro latinismo hermoso y querido castellano.

- Es incorrecto decir: “FULANO INCAUTO tal cosa”. El verbo incautarse se conjuga: Yo me incauto, Tù te incautas, etc. Lo correcto es: “FULANO SE INCAUSTO tal cosa”. No todos pueden incautarse . INCAUTARSE significa: Tomar posesión un tribunal u autoridad competente de dinero

Frágiles ecos

Transito esta geografía
de roles en la desidia.
Beso hueco en el desgano
pobre imagen que algo ha sido.
Espejo de los ilusos
que refriegan su ávido corazón, en un roca impura
de mediático mapamundi.
¡No se pide misericordia!
El ojo refleja el signo, la mano se alarga en a sombra
huyen enojados los dioses del Olimpo.
No congratules a tu sombra
no te des vuela para mirar la Ciudad,
sueños son sueños
y no estatuas de sal

Gino Bencivenga
Naciò dn Italia. Poeta, actor y director de teatro.
Publicò:  Palabra alguna, La palabra en que vivo, Àrbol de invierno, Los frutos de la lluvia. Coordina talleres de teatro en La Matanza (Buenos Aires)

De: Autores de La Matanza. 5º Antologìa de  Poemas y Relatos.
Gentileza de nuestro querido amigo poeta Raùl Pèrez Arias (La Matanza) Bs AS

Oh Sole…

Hoy arrastro los versos en la
corteza de la lágrima
que se resiste a resbalar.
El desgano de la vida arranca
 sin anestesia
astillas del interior.
Qué fuego circular ilumina el
devenir de otros mientras
yo me cobijo con este sol azul
de ojos dormidos

Isabella De Jesús.Bautista
Guadalajara (México)

Leyendas Argentinas     

                                    LA Telesita
Era una niña, la “Telesita”, que vivía en el monte santiagueño junto a sus padres. Un buen día ellos se fueron al cielo, dejando a la niña huérfana y solita, viviendo en el rancho de lo poco que sabía hacer y de la caridad de los vecinos. Muy poco  la veían. Sólo cuando se acercaba a pedir un algo de charqui o azúcar o cuando salía a buscar miel en los panales de camoatí que colgaban de los mistoles en flor.
Eso sí que cuando había fiesta en el poblado, y comenzaba a sonar la chacarera, aparecía la Telesita girando y bailando con la gracia de una corzuela. Y no dejaba de bailar hasta que caía rendida en el suelo seco y guadaloso que rodeaba el fogón. Algún mozo comedido la llevaba en brazos hasta la casa y la dejaba en su camita donde ella dormía unos cuantos días seguidos. Casi siempre llovía después de los bailes.
Una noche, reunidos alrededor del fogón, los musiqueros comenzaron a tocar chacareras porque había llegado un viejo violinero de La Banda. Ahí nomás apareció la Telesita y se puso a bailar a la par del fuego. Todos la aplaudían y alentaban porque sabían que después del baile vendría la esperada lluvia. Pero la niña extasiada por la música se acercó demasiado al fuego, una chispa se prendió de sus ropitas y el fuego la envolvió en un instante. No había agua a mano y la gente sorprendida la vio correr en llamas hacia el monte. Fueron tras ella pero llegaron demasiado tarde. Al poco rato se desató una tormenta y cayó el aguacero. Con reza baile y misachico enterraron a la Telesita bajo los mistoles donde le gustaba jugar. Todos aseguraban que el fuego había encendido también su almita por eso no la pudieron salvar.
Y desde entonces cuando hay sequía en Santiago del Estero la gente canta y baila alrededor del fogón siete chacareras y ofrece siete copas de caña al alma de la Telesita para que haga llover.
“Lindo reza-baile
tradición del pago
eres vieja y bella
costumbre de Santiago”

Adaptación de Marita Echave.- Cnel Moldes 2012.-

Libros
- Oceànica (poemas) de Marìa Eugenia Hèrnandez Salàis (Mèxico)
68 pàg. 14x20 cm. ISBN: 978- 987-08-0949-4
Ediciones “De los Cuatro Vientos
Ciudad Autònoma de Buenos Aires (Argentina)
2014.-
                                                                                                                                                     Abandono

Abandono el mar
en cada tarde,
la luz parte tras el sol
se muere un poco.
Y mis lamentos callo
entre sus olas,
que hilan impecables
ruecas vacìas

     pàg 15


Oxido

Impìamente busco
lamer viejas heridas,
no cierran nunca,
por siempre duelan.
Oxido totalmente los sentidos
y permanezcan ciegos, sordos al reclamo
de ìntima noria inagotable

pàg. 22

Sueño

Sueño que me sueño
vestida de palabras,
ensayo signos
me desnudo poco a poco,
y al despojo de las letras
una a una,
con ellas, me diluyo
y desdibujo.

 pàg. 28

Oceánica

Desde esa playa que signamos nuestra,
en ocasiones parto furibunda,
irritada en medio de tormentas,
con los puños apretados, me maldigo.

Turbulenta entre las las olas voy y vengo,
Salgo de  mi, hasta quedar mi quilla fragmentada;
lacerada por rocas por rocas de agudos filos escarpados,
renuncio a la atadura de este cuerpo vano.

Libre por fin,
sin màs rumbo que el rugido de las olas,
desguazada ya, sin pretensiones,
pasada la tormenta vuelvo sola.

Asì, me recupero lentamente,
cuerpo espuma fugaz,
rostro de arena.

   Pàg. 14


Marìa Eugenia Hernàndez Salàis

Poeta mexicana en el Puerto de Mazatlàn, Sinaloa (Mèxico). Tiene una Licenciatura y Mestrìa en Derecho y una Especialidad en literatura mexicana del siglo XX.
Publicò:  “Brumas y Lejanìas” (poemas),“Fuegos Fatuos” (poemas) y “Sirenas Amarillas (cuentos)
Contacto:

Narradores 
 



Trofeo

No es un trofeo, no tiren de sus frágiles brazos, partieron su alma y su corazón.
No partan su cuerpo, es lo único entero que quedó, grita, llora, implora sin comprender por què, debe decir a uno de los dos, adiós.

Recorriendo caminos

Recorriò caminos, si saber donde llegar, el destino lo trajo a la ciudad.
Todo fue tan distinto … se disfrazò de payaso, titiritero, se empleò de lavacopas mientras estudiaba para progresar.
Logrò su meta, se tornò tan ingrato que olvidò a su pueblo, a su gente. Su terruño, jamàs volvió a pisar.

Ana Graciela Incostante

Escritora, poeta, narradora social, Es Psicòloga Social.
Edito varios cuadernillos e integra antologías poéticas.
Integra el Colectivo Autores de La Matanza. (Bs As)
De: Autores de La Matanza. 5º Antologìa de  Poemas y Relatos.
Gentileza de nuestro querido amigo poeta Raùl Pèrez Arias (La Matanza) Bs AS

El cementerio de mis pensamientos

la noche se apoderó de mí
golpeando mi memoria para siempre
con aquel grito que me entró en la carne
para echar raíces
con aquellos rostros brillando como candelas
en una iglesia antigua
como un animal depredador
el dolor me está devorando por dentro
el cementerio de mis pensamientos
rugía con ráfagas como una tormenta
caían proyectiles aviones misiles
terrones enormes de tierra
caían hombres en cada momento
de todas las partes volaban airosamente balas
el día los fuegos disminuían
paraban durante largos periodos
así fue día tras día
noche tras noche
de las habitaciones con los vidrios hechos pedazos
con los paredes mordidos por balas
terminé esperando
cayendo sobre mi trozos de cielo


en el mundo ya no se muere de cólera o de cáncer

Se están oyendo ruidos de escopeta 
en un bosque cerca de Donetsk 
y una bandada de palomas que está volando
en intentos fracasados de evitar el masacre

en la misma frenesí
ruido de misiles resuena en la Franja de Gaza 
y un niño palestino está muriendo 
como símbolo de la paz 

gritos en rabia cerca de Homs
y un convoy humanitario está molido  
por rebeldes frustrados

en un video televisado 
un periodista está fusilado
en el nombre de Allah

en el mundo ya no se muere
de cólera o de cáncer
en el mismo numero 
que los matados con armas

hoy es domingo

hoy es domingo
 un día perfecto para poner fin  
 a mis lamentos y para rendir homenaje
a los que me decepcionaron 
no me da pena decirlo.
he roto aquellos poemas de amor
en que mi musa fuiste tú
una botella de cerveza y un gramo de cocaína
y lavé mis heridas 
en la fuente de los ojos humillados

ni siquiera en el útero fui feliz
donde tuve que soportar 
polvo de hachís mezclado con tabaco
pero hoy es domingo
multitudes de velas
quemarán el recuerdo de una vida bohema
como una lámpara oscura de mi pasado



Condenado a muerte

La cárcel se encuentra 
 a mitad de la calle, 
 junto a una iglesia con torre, 
 del cual un reloj está sonando las últimas horas. 
 Aquí la luz lleva manto, 
 los ángeles son grises.

 El verdugo me permitió 
 un último deseo -
 quise que seas tierra, 
 para vivir eternamente en ti

Daniel Lăcătuș

Naciò  en 1988. Periodista cultural, historiador y escritor rumano. Miembro en la Unión de los Escritores de Rumanía.
Estudios: Facultad de Periodismo de la Universidad „Lucian Blaga� Sibiu.
Publicò:- Al templo de la poesía, , 2008- La dictadura del silencio, , 2009 , En el mercado agroalimentaria, 2010.Precio por un momento, , 2010. El que transportó el desierto, 2013.- Femeia aceea/That woman, volumen bilingüe (rumana - Inglés) traducido por Madalina Bănucu

Letras en el Rock Argentino
Se viene la sudestada

Luna vas, blanca magia de Abril
ocultando tu cara infantil
sudestada, la nube que por vieja
te aconseja, te miente y tù te dejas.

Las paredes no saben hablar
las cuestiones no saben perder
y los hombres no saben fracasar
sudestada, te vamos a ganar.

La comparsa de Carapachay
tiene miedo de la realidad
todos huyen corridos por el agua
sudestada, tu obra es desgracia.

Los obreros del ferrocarril
se recortan de frente y perfil
contra el cielo y sobre el terraplén
sòlo miran, total va no hacer.

(del CD.: “Chimango” - 1976)
Intèrprete: Roque Narvaja


Roque Narvaja

Mario Roque Fernández Narvaja, mejor conocido por su nombre artístico Roque Narvaja (Córdoba, 10 de febrero de 1951), es un cantautor y guitarrista argentino. En su país natal es muy conocido por su participación en La Joven Guardia en la década del '70 y sus posteriores discos solistas en ese mismo período. Durante la última dictadura cívico-militar argentina (1976-1983) fue amenazado y tuvo que exiliarse en España, donde desarrolló la segunda etapa de su carrera como compositor y solista, con mucho éxito. En las últimas décadas volvió a instalarse en Argentina, donde continúa grabando y presentándose en vivo.
Discografìa: 1972: Octubre (mes de cambios).1973: Primavera para un valle de lágrimas.1974: Chimango.1976: Amén (retrospectivo 1976-1977).1978: Quién...981: Un amante de cartón.1981: Menta y Limón.1982: Acuérdate de vivir, acuérdate de amar.1982: Retrato.1982: Balance provisional.1984: Al día siguiente.1985: El resto de mi vida.1987: Nacido en el tercer mundo.1990: Good night, Madrid.1992: Roque Narvaja.1993: Tal para cual.1999: Esponjas con vinagre.2004: Palabra por palabra.

Herencia
Dejo el perfume de mi acento
El canto que emerge de mi alma
Aprendo del héroe y reciclo
Toda siembra del humano en calma.
Inundo de lluvia los caminos
Que por ellos vuelvo recorriendo
Humedecidos de llantos y quimeras
De paraísos que fueron florecidos.
Tiño de esperanza la nostalgia
Y pongo solidez a mi ternura
Ilumino el amor que llevo dentro
Apreciando el valor de la dulzura.
Arraigo en el nombre de la historia
Comparto mi dicha en mil instantes
Doy mi mano a cuantos peregrinos
A destiempos confiaron en mi ser.
Recuerdo herencia y libertades
Que mañana hablaran de dignidad
Mas solo he sabido ser poeta
Es mi nombre. Mi herencia humanidad! !!
Belleza Interior
La linda belleza
Por dentro irradia
El dulce delirio
Guardando alegría.
La paz en los ojos
La piel eco y brillo
Cantándole al alma
Haciendo el sendero.
Es dulce guitarra
Elevando emociones
Poniendo en el vuelo
Sabor a canciones.
Es gesto de entrega
Presentes recuerdos
Palabra hacedora
Abriendo caminos.
Cauce de ilusiones
Inquietante florece
Y el mundo le premia
Con mil amaneceres.
Muñeca. Quevedo
Seudònimo de Marìa Luisa Quevedo. Poeta y escritora.
Catamarca. Argentina.....
Contacto: poeta 81@hotmail.es



Poema

Lunas y vendimias han pasado
y ahora me pregunto:
¿que hacías aquella noche
sentada en ese umbral
en una calle desierta, fría
(tu largo negro abrigo
corrido el rimmel de tus ojos
tus ojos enrojecidos mínimos
tu mirada vacilante como un claro espejo
tendido hacia la nocturna luz
del universo)
balanceándote, instintiva,
en un sillón-hamaca imaginario
diciéndome (así, sin anestesia)
"te esperaba"
"tengo sueño"
y "mirá que loca, esa luna"
justo a esa hora
en que la noche del sábado
hierve de máscaras, poses,
ansiedades
y algún dios-cicerone
me regalaba un instante
una noche
un instante
de verdad?

Bajo el laurel del patio

Bajo el laurel del patio
en la tarde calurosa
mirando los últimos gorriones
que se posan en los cables, las abejas que inspeccionan el malvón
y el árbol de pomelo.
 Mi perro, jadeante, echado a mis pies
  agradecido por la leve brisa que permite respirar
cuando baja el sol. Con la pequeña selva enmarañada a mis espaldas.
  Olvidado del mundo y de la gente, estoy.
  Tratando de aprender o recordar viejas lecciones.
  Limpiando de polvo y telarañas oxidados circuitos.
Un gato se acicala
     sobre una vieja estructura de metal herrumbrado.
  Un rincón de silencio sólo para mí.
   No puedo detenerme en lo poco o mucho que he perdido
ni conjeturar  sobre futuros
ni rutinas ni bonanzas ni miserias.
  Prefiero quedarme aquí mirando el extraño color que toman las cosas
con la última luz de la tarde.
    Recordarme
y no ser olvidado.

Daniel Rafalovich
Naciò en Santa Fè (Argentina). Poeta

Credo vegetal

Creo en septiembre todopoderoso
creador de polen en el cielo
desde los estambres en la tierra.
Creo en su espalda de helechos
en sus vértebras de hiedra
en su melena de jazmines, creo.
En las uñas de los brotes nuevos
pellizcando el aire
desde todas las macetas.
Creo en la permanencia del diente de león
y en el perfume celoso del incienso.
En los ejércitos de geranio
con sus bayonetas de colores
                         vigilando el patio.
En los cactus que se lustran las espinas
para alojar la belleza anual que los justifica.
Creo en los soles pequeños
en la constelación de los aromos.
En el erotismo de las rosas
en la esperanza blanca que llueve de los ciruelos.
-La primavera tiende su mantel de gramilla
me invita a su fiesta de hormigas embobadas
me regresa al nacimiento
en los anillos de un árbol
hasta su magnífica altura
y la promesa de su sombra.
Vuelvo a ser poeta de las coronas de novia
vuelvo a nombrar colibríes y violetas.
Me vuelvo niña con las manos en el barro
y la fe en los cotiledones
adolescente con flores en el pelo
una mujer que compite con las abejas
una abuela que inventa duendes entre las zinias.
Por eso creo en los ciclos
y en un Dios jardinero que transforma la maleza
en la dulzura de una uvita de campo.-
Creo en el optimismo de la semilla
en el milagro vegetal del edén
por los siglos de los siglos
como signo de vida perdurable.

                                                        Amén



Preservación

 Un alarido de hembra
el disparo inaudible
que ahuyenta a los pájaros
en las costillas heridas
y el ardor sobre el labio inconveniente
cuando la voz amorata
y el instinto de conservación
determina la altura de las flores
bajo los zapatos
mientras se completan los anuncios
con domésticas tragedias / fatales minucias
mis hermanas muertas.

Pulverizados los pétalos
es tarde para la impotencia.

El silencio también es un delito.



Claudia Tejeda
 Naciò en Alta Gracia. Còrdoba (Argentina). Poeta
Publicò: "De hiedras y grietas" y "Como racimo de abejas" “ El rayo imperfecto”